Bogotá

En su viaje a Francia, el presidente Juan Manuel Santos dijo que el crecimiento económico este año será de 4,2%. Aunque unos días después el Emisor dijo que cree que la expansión del producto interno bruto (PIB) en 2015 sería de 3,6%, el Presidente redobló su apuesta, e indicó que el Gobierno espera que Colombia crezca 4,5% en promedio hasta 2018. A pesar de estos anuncios de Santos, el mercado sigue corrigiendo a la baja sus expectativas.

El último en hacerlo fue Bancolombia, que pasó de un crecimiento de 4,4% para 2015, a proyectar un 3,4%. Las razones para hacerlo, según la entidad financiera, son que el choque negativo de los bajos precios del petróleo bajaría los niveles de inversión extranjera, lo que a su vez afectará el crecimiento potencial de la economía.

Este pronóstico de Bancolombia se une al del BBVA, que ya había revisado a la baja sus proyecciones y había puesto a 3,6% como la cifra más probable de crecimiento para este año. En el medio de las dos entidades financieras está Fedesarrollo, que en su más reciente expectativa (Prospectiva Económica, febrero 2015) señaló como cifra más posible es 3,5%.

De acuerdo con el centro de pensamiento, esa estimación “considera los riesgos asociados con la caída en el precio internacional de los bienes básicos, la incertidumbre en los mercados internacionales y el menor dinamismo en la actividad económica local”.

Para el director de investigaciones económicas de Global Securities, Daniel Escobar, las proyecciones económicas se podrían seguir corrigiendo y explicó que el mercado hoy en día no está muy optimista por el recorte de los $6 billones en el presupuesto que anunció el Gobierno.

Por si fuera poco con la revisión a la baja de los pronósticos para este año, los analistas no creen que el crecimiento se vaya a reponer el próximo año.
Bancolombia indicó que en 2016 la economía crecería 3,7%, y Anif se aleja aún más del 4,5% proyectado por Santos para el cuatrienio, e indica que el PIB nacional crecería entre 3,5% y 4% hasta 2018, por los sobrecostos en energía y transporte, y por la corrupción.

Fedesarrollo también bajó sus perspectivas para 2016 e indicó que el PIB se expandiría 3,7% el próximo año y crecería entre 4% y 4,4% hasta 2018. Las razones para el ajuste son que la producción  caerá en 2016, que la tasa de cambio le quitará dinamismo al comercio, y que es posible que el crudo no se recupere.

Tasa de cambio en $2.350 e inflación por encima de 3%
Según la última proyección económica de Bancolombia, el dólar va a terminar el año con un precio de $2.350. Adicionalmente, la prospectiva de Fedesarrollo de febrero indica que el precio promedio de la moneda estadounidense durante este año sea $2.450. Finalmente, el informe de Bancolombia señala que creen que la inflación se mantendría este año y el próximo por encima de 3%, lo que a su vez obligaría al Banco de la República a mantener estable su tasa de interés.

La opinión

Mauricio Pérez
Decano de la Facultad de Economía del Externado
“Hacer proyecciones a mediano y largo plazo es complicado, por los riesgos que se corre. Aunque nadie tiene la bola de cristal, la estimación del Emisor me parece sensata”.

Para contactar al autor de esta nota:

Mario Chaves Restrepo

mchaves@larepublica.com.co

Editor de esta nota:
Camilo Giraldo
cgiraldo@larepublica.com.co
More...