Bogotá.

La economía colombiana tuvo un buen año en 2014. Mientras el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyecta que América Latina creció 1,2% el año pasado, el PIB nacional se expandió 4,6%, superado en la región solo por Panamá, que creció 6,2% en 2014 (entre los que han reportado).

Además, con ese crecimiento de 4,6%, en 2014 Colombia fue el país con mejor desempeño de la Alianza del Pacífico. Esto, porque su crecimiento casi duplicó el de Perú (2,35%), igual que el de México (2,1%), y es poco menos de tres veces de lo que se ha proyectado para Chile (1,7%). Si se compara con otros países de la región como Brasil, donde el crecimiento en 2014 fue 0,54%, la economía colombiana se expandió casi nueve veces más rápido, y la comparación es aún más favorable si se hace con Venezuela y Argentina, ya que estos países habrían crecido -3% y -1,5%, de acuerdo con las proyecciones del Banco Mundial.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, se mostró complacido con la noticia, y aseguró que  estos resultados “confirman nuestra posición como la economía de mayor crecimiento dentro de las seis más grandes de América Latina y como la séptima en el mundo entre el conjunto de países que sigue la revista The Economist”.

Para el exministro de Hacienda Roberto Junguito, este resultado demuestra lo bueno que fue 2014 para la economía colombiana, aunque advierte la desaceleración que se avecina. “El crecimiento de la economía colombiana en 2014 es realmente sobresaliente. No obstante, los resultados del último trimestre muestran que la economía está en un proceso de desaceleración, a causa de la coyuntura económica mundial, y esto indica la importancia de adelantar las reformas estructurales que está impulsando el Gobierno en temas como el tributario”, dijo.

En la misma línea que Junguito, el director de Finanzas y Comercio Internacional de La Salle, Marcel Hofstetter, explicó que el crecimiento de la economía colombiana fue bueno, aunque insuficiente para las metas que se ha planteado el país. “La cifra me parece muy buena, dado todo el entorno de la economía colombiana. Es un muy buen dato y demuestra que la economía colombiana no ha perdido el ímpetu con el que venía. Una segunda lectura es que 4,6% pudo haber sido insatisfactorio, porque para un país como Colombia, que quiere entrar a la Ocde y ser un país desarrollado, deberíamos crecer mucho más rápido, a tasas de al menos 6% para cumplir con eso”, expresó.

Por sectores, el gran protagonista de 2014 fue el la construcción, que creció 9,9%. El segundo en la lista de los que más crecieron fue para servicios sociales, con 5,5%, y el tercer puesto fue para los servicios financieros, que subieron 4,9%. La única rama de la actividad que tuvo una caída fue explotación de minas y canteras, que cayó 0,2%.

Aunque mucho se especuló sobre el posible efecto de la caída en los precios del petróleo en el crecimiento económico del año pasado, el director del Dane, Mauricio Perfetti, fue claro al asegurar que la crisis del sector no se vio reflejada en el PIB. “Uno no puede decir que haya un gran impacto internacional, porque la caída de petróleo y gas fue 1,4% para todo el año”, indicó.

Con relación al último trimestre del año pasado, el estudio del Dane reveló que la economía creció 3,5%, teniendo nuevamente al sector de la construcción en primer lugar, con una expansión de 5,9% comparada con el mismo periodo de 2013. Por el lado de los sectores que cayeron en el final del año pasado repite minas, con una contracción de 3,3%, y la industria tampoco cerró bien en 2014 (-0,3%).

Agro no se destaca, pero tampoco cae
Para el cierre de 2014 el comportamiento de la rama de agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca aumentó en 2,3% respecto a 2013, siendo el café el renglón que generó el mayor valor agregado con un crecimiento de 10%. Específicamente en el cuarto trimestre del año pasado el sector creció 0,4% frente al periodo anterior.

En detalle, los productos agrícolas estuvieron jalonados por el incremento en la producción de materias vegetales en 28,1% y caña de azúcar en 12,6%. Por el contrario, cayó la producción de tabaco sin elaborar en 25% y cereales en 5%.

Por su parte, la actividad pecuaria creció 2,6%, principalmente por el buen comportamiento de la producción porcícola (7,8%) y de aves de corral en (6,6%) mientras que caía la producción bovina en 2,1%.

Minas y canteras cayó 0,2% en 2014
Según reveló el Dane, la única rama que presentó una variación negativa para todo el año fue la explotación de minas y canteras con 0,2% y en el último semestre la caída fue de 3,3%. Según los análisis de la entidad estatal este comportamiento obedeció a la disminución en el valor agregado de minerales metálicos en 8,4% y petróleo crudo y gas natural en 1,4%. Esta caída del valor agregado se dio por la disminución de la producción, especialmente del petróleo, que fue del orden de 1,6%. A su vez, esta reducción en la producción, que solo mejoró en los últimos meses, según han indicado expertos del sector, se debió a los atentados terroristas, conflictos con las comunidades y dificultades en la expedición de licencias ambientales. No obstante, el panorama para el último periodo mejoró con las acciones del Gobierno.

Construcción, jalonadora de la economía
Gracias a las obras civiles que crecieron 12% durante todo 2014, y las edificaciones que tuvieron un aumento de 7,4% en el mismo periodo, la rama de construcción fue la gran jalonadora del Producto Interno Bruto (PIB) con 9,9%.

A pesar de que el resultado fue bueno y ayudó a que Colombia se ubicara como el segundo que más ha crecido en la región, en el cuarto trimestre del año pasado mostró una desaceleración, pues en el acumulado de enero a septiembre había mostrado un aumento de 13,7%. Además, la variación del cuatro trimestre de 2014 frente al periodo inmediatamente anterior disminuyó 3,8%, principalmente por la caída de edificaciones (-5%) y obras de ingeniería civil (-1,1%).

Para evitar la desaceleración de esta locomotora, el Gobierno ha lanzado nuevos programas en vivienda e infraestructura.

Esperanzas están en la industria en 2015
El año pasado terminó siendo otro año gris para la industria, ya que con un crecimiento de 0,2% fue el sector que menos creció (entre los que crecieron). De acuerdo con el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, el gran problema para la industria el año pasado fue que la Refinería de Cartagena estuvo cerrada desde marzo, lo que le quitó 8,7% al componente de refinación de petróleo.

A pesar de estas cuentas, el ministro de Hacienda ha explicado en varias ocasiones que 2015 será el año del sector. Esto, porque la tasa de cambio alta favorecería la competitividad de los exportadores, y porque haría que los productos nacionales fueran más baratos que los importados para los consumidores locales. En este sector es en el que Cárdenas juega sus fichas para poder crecer 4,2% este año.

Las opiniones

Mauricio Cárdenas 
Ministro de Hacienda 
“Este dato de 4,6% es un resultado aceptable en un contexto difícil en el que la economía global no ha mostrado la recuperación que se esperaba”.

Mauricio Perfetti 
Director del Dane 
“Uno no puede hablar de que la crisis del petróleo haya tenido un gran impacto en la economía. En todo el año, la caída fue de 1,4%, y en el trimestre fue de 0,3%”.

Para contactar al autor de esta nota:

Mario Chaves Restrepo

mchaves@larepublica.com.co

Editor de esta nota:

Camilo Giraldo

cgiraldo@larepublica.com.co

 

More...